top of page

Los rusos nacidos tras 2014 no podrán fumar ni al llegar a adultos


El Ministerio de Sanidad propone también que los rusos que fumen en horario laboral tengan que recuperar las horas perdidas

El Ministerio ruso de Sanidad quiere prohibir a cualquier persona nacida después de 2014 comprar cigarrillos incluso cuando alcance la edad legal para hacerlo. Ésta es una de las medidas de un plan a largo plazo para erradicar el tabaquismo en Rusia, un país de 143 millones de habitantes donde cada año casi 400.000 rusos mueren de enfermedades relacionadas con el tabaquismo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La medida entrará plenamente en vigor en 2033 y supondría que la primera generación de rusos nacidos en este siglo sería la última en fumar tabaco.

Un tercio de los rusos fuman, y la medida ha causado sorpresa en un país que hasta hace poco era muy tolerante respecto al tabaco. El presidente ruso, Vladimir Putin (que no fuma ni bebe alcohol) lanzó en 2013 una batería de medidas contra la venta y distribución de tabaco que después se ha endurecido: se han restringido la publicidad, los puntos de venta y los espacios para fumar. Las medidas puestas en marcha por el Gobierno ruso han sido eficaces. Según el Ministerio de Sanidad el número de menores de 15 años que fuman ha bajado del 25% al 9%. La subida de impuestos y la crisis ha lastrado el mercado de las cajetillas.

Pero el Gobierno quiere hacer retroceder más al tabaco. Por eso el Ministerio de Sanidad ruso elabora nuevas medidas que están siendo recogidas en la "estrategia antitabaco" elaborada hasta el año 2022. La misma propone igualar los cigarrillos electrónicos a los cigarrillos comunes y la ampliación de la lista de los lugares donde estará prohibido fumar. Y un detalle para la polémica: los empleados que fumen en el trabajo tendrán que hacer más horas.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo que la prohibición requerirá un debate sereno, pero confirma que la propuesta va en serio. Japan Tobacco, Philip Morris and British American Tobacco, que dominan el mercado de los cigarrillos, no están tan contentos. Para ellos las medidas discriminan al sector tabacalero del país. Así lo ve Serguei Slipchenko, vicepresidente de Philip Morris International: "Su adopción tendrá consecuencias negativas al acelerar el desarrollo del comercio ilegal".


La relación de Rusia y el tabaco ha atravesado tiempos mejores desde que llegara a sus costas por primera vez en un barco durante el reinado de Iván el Terrible, en el siglo XVI. Pedro I el Grande cedió la explotación del tabaco a los ingleses en el siglo XVII y de esta manera logró pagar parte de su nuevo ejército. La nobleza se lanzó sobre el nuevo vicio y la emperatriz Catalina II no paraba de esnifarlo con su mano izquierda. La derecha era para ser besada y firmar decretos.

En el siglo XIX el tabaco ya era asequible para casi todo el mundo y, de hecho, los médicos lo recomendaban para mejorar la visión. Nicolás I le puso freno entonces, sacando el hábito de fumar a las calles. La llegada del comunismo trajo los primeros cigarrillos, aunque casi siempre escasos. En la década de los 80 el Gobierno volvió a la carga con campañas contra el tabaco, y la pobre oferta hizo que el precio de un paquete de Marlboro se disparase. Hoy es uno de los países que más fuma cada año: en 2013 eran 2.786 cigarrillos por cada adulto, según la OMS.

En contra de lo que los medios auguraban, las prohibiciones instauradas en 2014 se han respetado. Es difícil ver a gente fumando en bares y restaurantes en ciudades como Moscú y San Petersburgo. Durante el primer año de restricciones al tabaco el consumo cayó un 5% aunque cada vez se ven más cigarrillos electrónicos en la capital, donde el vaping causa furor entre los más modernos.

Durante los últimos años el país ha barajado propuestas controvertidas, como la prohibición a todas las mujeres menores de 40 años de comprar cigarrillos. Diputados del Partido Comunista querían prohibirlo para todas las madres de niños pequeños.



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page