La esclerosis vascular consiste en la inyección en el interior de una vena varicosa de una sustancia esclerosante que provoca la irritación de la pared interna de la vena y una posterior fibrosis provocando la desaparición gradual de la variz.

El tratamiento se acompaña de medidas de compresión, vendaje o simplemente un apósito compresivo, lo que conlleva un mejor resultado.

En Laser Health procedemos, en una primera consulta, a la realización de una historia clínica detallada y a una valoración flebológica de las extremidades inferiores del paciente,tras la cual se exponen las posibilidades de tratamiento en cada caso.

 

Si la esclerosis es la terapia elegida y el/la paciente está de acuerdo en iniciar el tratamiento, se procede, en esta primera visita, a realizar una prueba del esclerosante.


Las sesiones son semanales y el número de éstas depende de la cantidad de varices, su extensión, y de la respuesta particular de cada paciente al tratamiento. Al principio pueden aparecer hematomas que desaparecen con la aplicación de cremas recuperadoras en poco tiempo.